Conoced la verdad y ella os hará libre

Venas de aguas subterráneas y acuíferos

Las corrientes de agua subterráneas pueden provocar problemas circulatorios, reumáticos, etc. La nocividad se incrementa cuando se cruzan varias corrientes en la misma vertical, lo que se conoce como "punto rayo", donde se incrementa el riesgo de depresión, suicidios, etc. Cuanto mayor es la distancia entre las dos corrientes que se cruzan mayor es la emisión nociva. 
Un indicio de agua subterránea (corrientes de agua o capas freáticas) suele ser la aparición en la vivienda de humedades que se resisten a desaparecer. A veces, desaparecen tras realizar una derivación a tierra. Tampoco es raro encontrar mohos en la vertical de las corrientes de agua subterránea. Los mohos son unos hongos que diseminan esporas por el aire, lo cual puede dar origen a enfermedades como el asma o alergias. 

Estas energías son muy negativas para las personas, animales y plantas, en especial cuando coinciden con líneas o cruces de la red diagonal Curry, fallas, etc., originando enfermedades según sea la intensidad de la energía emitida y el tiempo que se esté expuesto a ella. En su vertical irradian neutrones térmicos. Nunca debemos descansar o dormir sobre una vena de agua subterránea. El cruce de dos venas de agua subterránea, puede llegar a convertirse en una trampa mortal.

El problema del agua subterránea, no es tanto el agua en sí misma, sino que tiene que ver y está ligado a la electricidad generadas por su movimiento y el electromagnetismo natural de la Tierra. Por tanto, cuando más rápidamente circule el agua más dañinas resultarán las radiaciones emitidas.

Su intensidad o radio de acción aumenta o disminuye dependiendo de variaciones en el caudal según la estación del año. Es deseable realizar la prospección geobiológica de la zona que abarca la corriente durante la época de máxima pluviosidad, que es generalmente la de mayor caudal. La Tierra es un gran generador eléctrico, podríamos decir que es una especie de gran dinamo con un núcleo de hielo fundido, que va rotando continuamente y por un lado esa rotación al tener un campo magnético genera unas cargas eléctricas a nivel atmosférico, la fricción entre el núcleo más líquido y la corteza más sólida en la rotación también genera por la fricción una energía y calor que se desprende en forma de radiación, y todo ello crea un campo electromagnético a nivel atmosférico que con una brújula por ejemplo, podemos constatar que está ahí. Si cogemos una brújula vemos que por muchas vueltas que le demos, la aguja magnetizada de su interior siempre se orienta en un sentido concreto, porque tiene unas fuerzas magnéticas y ella se ve atrapada dentro de ese campo magnético, no es libre de ir donde quiera sino que se ve atrapada por esas líneas que la obligan a orientarse siempre en ese sentido.

La variación de potencial eléctrico generada por el agua en movimiento es mínima, del orden de milivoltios, y es susceptible de crear micro reacciones musculares. Eso explica el porqué los Zahoríes pueden detectar las corrientes de agua subterránea, porque cogen unas varillas en forma de L o un péndulo y en ese lugar hay algo que a la musculatura le produce una micro tensión, se nota una alteración del campo magnético, en algunas ocasiones una simple brújula sirve.

La fricción del agua subterránea en movimientos contra las superficies que la limitan, producen corrientes eléctricas que se desplazan en el mismo sentido que el agua generando así un campo magnético.
El agua es poco permeable al magnetismo (diamagnética), lo cual trae como consecuencia una mayor concentración de líneas de campo magnético terrestre en los bordes de agua. Cuando los neutrones chocan con las moléculas de agua, se frenan y producen radiación gamma.

Estas energías son muy negativas para las personas, animales y plantas, en especial cuando coinciden con líneas Hartmann o cruces de la red diagonal Curry, fallas, etc., originando enfermedades según sea la intensidad de la energía emitida y el tiempo que se esté expuesto a ella. En su vertical irradian neutrones térmicos.

El agua destilada que está exenta de minerales no es conductora y actua como aislante. La tierra seca tambien es aislante y es por esto que algunas casas tienen dificultad o no descargan el exceso de electricidad. No obstante, si la tierra es mojada constantemente con agua esta se pondrá más conductora y eliminará el excedente eléctrico. Entonces, allí donde pasa agua subterránea circula preferentemente la electricidad natural del electromagnetismo de la Tierra y si hay alguna línea de alta tensión cercana, la pérdida de esa línea circulará preferentemente por la veta de agua. Ahora, donde hay electricidad hay generación de campos magnéticos en el entorno, por tanto las venas de agua subterránea generan este campo magnético que genera una radiación vertical (Mariano Bueno).

Personalmente las casas que he prospectado donde la camas han estado ubicadas sobre el paso de una vena de agua subterránea, las personas que duermen sobre ellas siempre tienen alguna complicación: dolor de cabeza al despertar, mal humor, dolores de espalda, mareos matinales, etc.

Ahora si además existe un cruce de aguas subterraneas, sumado a un paso, o cruce de líneas H por ejemplo, el nivel biotico del sector se baja considerablemente, por ende el nivel de radiación es muy malo. Estamos hablando de medidas entre 2.000 y 4.000 UB (en los biometros se le llama "zona cáncer). lo cual provoca en el corto y medianos plazo, dependiendo de la resistencia de la persona, la despolarización de las células.