Conoced la verdad y ella os hará libre

Prospecciones Geobiológicas

Mediante una prospección geobiológica se consigue detectar y medir las zonas alteradas telúricamente en una zona o vivienda.

De esta forma se puede conocer y dar solución sobre aquellos puntos o zonas que pudieran afectar de manera negativa a la salud de las personas, haciendo hincapié en las zonas donde más tiempo pasamos, como puede ser el puesto de trabajo en una oficina, o nuestro lugar de descanso.

Lo recomendable es hacer un plano de la zona a detectar donde se localicen las distintas geopatologias, y una vez detectadas y localizadas, intentar hacer un diseño concreto para reubicar los espacios de permanencia prolongada, a zonas neutras de radiaciones telúricas, evitando de esta manera seguir debilitando nuestro organismo.

De esta forma, muchas personas han visto como sus síntomas de deterioro, han empezado a menguar, incluso hasta llegar a recuperar su salud, sin la necesidad de tomar fármacos, o hacer otro tipo de tratamientos.

La localización de las zonas afectadas telúricamente y puntos geopatógenos se lleva a cabo con ayuda de los instrumentos denominados de sensibilidad personal, tales como péndulos, varillas de radiestesia, etc.

 

Medidas de protección
Algunas personas han ideado y propuesto determinadas medidas para anular o minimizar en lo posible los efectos de las radiaciones telúricas. Entre estas medidas existen complejos sistemas electromagnéticos, cajas con solenoides, picas y tomas de tierra, tarjetas metálicas, ciertas plantas y árboles, etc.

Debido, en unos casos, a la ineficacia de las medidas de protección adoptadas, así como a la complejidad (y dudosa eficacia) de algunos de los sistemas empleados, han hecho que los expertos recelen de la mayoría de las medidas de protección.

Sin embargo, en cuanto a las medidas de protección se refiere, sí existe unanimidad en considerar que lo ideal es evitar las zonas geopatógenas o alteradas telúricamente.