Conoced la verdad y ella os hará libre

Metodos caseros para detectar geopatias

En numerosas ocasiones permanecer en zonas alteradas teluricamente muchas horas al día (cama, mesa de trabajo, etc.) es el origen de numerosas patologías, tanto físicas como psicológicas.

No es necesario esperar a que surja la enfermedad para comprobar los efectos que tienen las zonas geopatógenas en nuestro organismo. Basta con situar a una persona durante unos minutos en una zona alterada y comprobar que sus defensas han bajado. Podemos utilizar técnicas como la kinesiología, aparatos como el Sonotest que mide el biocampo (radiación del cuerpo etérico de una persona) o el galvanómetro que miden la resistividad eléctrica de la piel (en ohmios). Verificaremos que los músculos pierden fuerza, el aura se contrae y la resistencia cutánea disminuye. Con aparatos más sofisticados se puede comprobar que la exposición a lugares vibratoriamente bajos produce un cortocircuito en el cerebro.

Métodos caseros para detectar geopatías:
 
  • Colocar 2 trozos de tuberías de cobre, uno en una zona alterada y otro en una zona neutra. Comprobaremos que el situado en la zona alterada se oxida en poco tiempo.
 
  • Colocar dos platitos con agua en la que se ha disuelto sal hasta saturación, uno en una zona alterada y otro en una zona neutra. Cuando tras unos días el agua se evapore, la sal del platito colocado en la zona alterada formará en gruesos cristales de estructuras sin ninguna armonía. Sin embargo, el situado en zona neutra formará cristales más pequeños repartidos uniformemente y de estructura armónica.