Conoced la verdad y ella os hará libre

Hijos que contactan antes de nacer

20.01.2013 09:31

Que un hijo te hable antes de nacer está dentro de las cosas que para mí no tienen explicación, solo hay que disfrutarlo, ya que, no ha todos les pasan estas vivencias que son únicas. Para los especialistas en estas materias existen muchas teorias del por qué ocurrirían estos sucesos  siendo la más aceptada la que indica que las almas escogen a quienes serán sus padres terrenales. Se supone que el propósito de esto es evolucionar de mejor manera. Bueno, sea cual sea el motivo que estas almas tengan para escoger a sus padres, válido por lo demás, les quiero pedir a las que se encuentren en espera de venir al mundo que por favor dejen de escogerme, miren que ya lo han hecho muchas veces, tengo 5 hijos, y de verdad la vida acá abajo en la Tierra es carísima.
Por otra parte el haber tenido estas vivencias me produce sentimientos encontrados, ya que, como cristiano católico que soy, este tipo de sucesos que me pasan escapa a mi creencia de una sola vida, con resurrección incluída, pero lo real es que le pasa a  muchas personas.
El primer hijo que se contactó conmigo, no precisamente me habló el, sino que fue su "guardián" o "protector". En ese tiempo yo tenía alrededor de 19 años, y todo pasó durante un sueño nocturno. Si lo sé, era muy joven para tener un hijo, pero así se dieron las cosas en mi vida en aquella epoca. En este sueño, mecanismo muy usado por las entidades espirituales para contactarnos, este "guardián" se me presentó e informó que iba a tener descendencia pronto, y que tuviera mucha fe, indicándome que todo saldría bien pero que mi vida daría un vuelco de 180°. Bueno, todo salió bien en esa  oportunidad y efectivamente mi vida dió un vuelco. Pasé de ser dependiente de mis padres a ser independiente, saltándome toda una etapa de mi vida y entrándo raudamente a otra y que fue la de ser padre, casi adolescente, no obstante, siempre he sentido la presencia protectora de Dios muy cerca en lo material y en lo espiritual. En la actualidad este hijo tiene 23 años y está en su último año de Universidad.
Con la segunda hija fue diferente, ya teniendo el primer hijo que tenía 2 años, comencé a tener sueños recurrentes en los cuales veía a una mujer de pelo castaño de unos 30 años que se sentaba en una mesa, era como una cita, me hablaba, me decía que yo sería su padre terrenal y me preguntaba por qué yo no quería que ella viniera al mundo, a lo cual yo contestaba que todavía no podía recibirla por no tener una situación económica como para cuidarla. Luego de esto ella se paraba y se retiraba. Bueno, este sueño se repitió a lo menos 4 veces en un periodo de 2 meses, siendo siempre la misma situación y diálogo descrito. La quinta vez que lo tuve algo cambió en el final del sueño. Cuando yo le contestaba que no podía venir al mundo por un tema  de recursos, ella me dijo "ahora si vendré al mundo entonces porque tu situación económica se mejorará". Nunca mas tuve el sueño y un mes después  recibí dos noticias, siendo la primera que mi esposa, de mi primer matrimonio, me he casado 2 veces, estaba embarazada.  La segunda noticia, mi jefe me anunciaba que por mi desempeño laboral me aumentarian considerablemente mi sueldo. Bueno, esa hija en la actualidad está en segundo año de Kinesiología, es alta, de pelo castaño y también tiene percepciones especiales. Es más, hemos tenido algunas conversaciones respecto a proyectos dentro del ámbito de la sanación que podríamos efectuar juntos en el futuro.
Con los otros 2 que nacieron después no tuve ningún tipo de contacto. Fue solo con la última hija que tengo que se reactivó la comunicación desde el vientre. Corrían los primeros 3 meses de embarazo y mi actual esposa estaba un tanto triste porque le habían informado que el bebé que venía en camino era niño y ella quería mujer. El doctor de acuerdo a su experiencia, de la cual se jactaba, ya que, su rango de aciertos en cuanto a vaticinar el sexo de los bebés era del 90%, nos había dicho que el nuestro sería niñito, esto solo usando estadisticas y experiencia. 
Frente a esto mi esposa me pidió que indagara si esto sería así, para lo cual utilicé mi intuición y un péndulo para la interpretación, o sea usé la técnica de la radiestesia para percibir el sexo del bebé. Durante esta indagación sentí que el bebé era mujer, además de eso se me ocurrió solicitarle a la bebé que estaba en el vientre, que durante mi sueño de esa noche se contactara conmigo y me ratificara mi lectura. Lo que pasó esa noche es que tuve un sueño en el cual me veía esperando a alguien en el hall de un edificio. Pasado un rato llegaban dos sujetos vestidos de negro que sin mediar diálogo conmigo me indicaron que no podían dañarme porque estaba protegido y muy evolucionado. Los tipos, que al parecer eran un tanto "oscuros" se iban y detrás de ellos llegaba otro hombre, muy agitado, y con un bebé envuelto en una manta. El me consultaba si habían llegado 2 tipos antes que él. Yo le indico que si, a lo cual me pregunta si me habían hecho algún daño. Le indico que no, y le cuento el comentario que los tipos habían dicho de mi, que estaba protegido y más evolucionado. El hombre que cargaba al bebé en sus brazos me mira de pies a cabeza, como escaneándome, y me indica que realmente estoy protegido y más evolucionado, además me indica que él es el guardián del bebé, me lo muestra, me indica que será parte de mi familia, que es de sexo femenino y que vendría al mundo con una misión importante. Luego de esto me desperté. Bueno, al quinto mes en una ecotomografía duplex efectuada a mi esposa, el médico, que según el tenía un 90% de aciertos, sumaria % a sus desaciertos, ya que, el bebé era de sexo femenino y no masculino como él lo afirmaba. Lo otro que me pasó con esta última hija antes de nacer es que mi señora me encargó a mí efectuar la propuesta de nombres para la bebé, para lo cual me compré un libro con más de 5000 nombres. La verdad que al leer el libro no sabía cuál escoger. Se me ocurrió entonces la idea de consultarle directamente a la bebé cual quería fuese su nombre, usando como medio de comunicación un péndulo. Sin saber lo que resultaria de este casi experimento, que no he vuelto a repetir, es que me ubiqué en el mejor sector de mi casa para efectuar estos eventos. Llevé para la ocasión un papel que contenía todas las letras del abecedario. Consulté a mi inconsciente si podía hacer lo que quería hacer, la respuesta mediante mi péndulo fue SI. Luego consulté si era capaz de hacerlo, la respuesta fue SI. Teniendo la autorización y la capacidad asegurada, traté de contactar a la bebé y le consulté si me podía indicar el nombre que quería yo le pusiera. La respuesta tardó un poco pero fue un SI. Seguido de esto y teniendo el contacto realizado, le pedí me indicara por orden las letras del nombre escogido. Usando radiestesia y el péndulo lo fui pasando por encima de las letra del abecedario, y cuando se seleccionaba alguna, giro del péndulo hacia la derecha, la anotaba y volvía a partir de nuevo. Fue así como los dos nombres que se formaron fueron Antonella Loreto, que son los nombres que actualmente tiene mi hija que ya tiene 3 años de vida y es la que alegra los corazones de toda la familia.

Buscar en el sitio

Contacto

En la senda del zahorí