Conoced la verdad y ella os hará libre

Percibir cosas que nadie ve

27.02.2013 21:44

Siempre me ha traido problemas ver o percibir cosas que nadie ve. De pequeño aprendí que debía callar porque nadie me creería. Si nisiquiera en mi hogar podía hablar! "Error haberlo puesto en colegio católico!" dijo mi madre atribuyendo a mis lecturas de la biblia el que en mas de una noche me despertara, me sentará en la cama (dormido) y hablara, según los que me escucharon, en un lenguaje "extraño".

Como contarle a mis padres que siendo niño era visitado en mi cuarto por una pareja de ancianos, que solo yo veía, que me hablaban pero sin mover sus labios, me imagino usaban telepatía. Que me decían, no lo recuerdo, solo retuve en mi mente su imagen. Aprendí que dejando una luz débil podía dormir más tranquilo. Siendo adulto tuve la intención de hacerme una sesión de hipnosis con la idea de escudriñar mi subconciente y ver si era real lo que me acontecia o si solo era producto de la imaginación de un niño "especial". Bueno, tendrían que ser muchas sesiones de hipnosis dado que de vez en cuando tengo contacto con seres inmateriales que me solicitan cosas o que me indican como seguir avanzando en este mundo material.

Ya en la adolescencia,  y cuando mi familia se reunía sagradamente a tomar desayuno, inocentemente contaba mis sueños nocturnos y  recurrentes, los cuales muchas veces se hacían realidad. "Escóndanle la biblia!" decía mi padre, que siendo muy terrenal no creía, o se hacía el que no creía para no tener que afrontar la complicada situación. ¿A quién hablarle?, ¿a quién hacerle preguntas de por qué me sucedían cosas que para mi no tenían explicación?. Era tiempo de guardar silencio, de refugiarse en la oración, y comenzar, de manera independiente, a investigar y buscar la respuesta a todos los sucesos que me acontecian y otros que estaban a punto de acontecer en mi vida, hasta el dia de hoy. Muchos libros leidos, algunos cursos con buenos maestros, muchos aciertos, también fracasos. Todo es parte del aprendizaje. Asi crecí, entre lo material y lo inmaterial, la búsqueda continúa y las respuestas, hace un tiempo, ya comenzaron a llegar. Hay que usar para el bien los dones que Dios nos da, a mi me hizo mas sensible que otros, soy conciente de aquello y quiero usarlo de la manera mas responsable posible. Mientras, me sigo preparando y estudiando los fenómenos naturales, invisibles para algunos, pero no para mi intuición, mis péndulos y varillas. 

 

Buscar en el sitio

Contacto

En la senda del zahorí