Conoced la verdad y ella os hará libre

Sueños con vidas pasadas

29.08.2013 09:37

 

Me encuentro en medio de una batalla épica liderando a un ejército de soldados romanos. Visto ropa de batalla estilo legionario, empuño una aguzada espada, doy lucha ágil y con seguridad derrotando al enemigo.  De repente, y sin mediar aviso,  siento una daga atravezar la parte superior de mi cuerpo, entrando desde la espalda hacia los pulmones provocándome la muerte. Alcanzo a identificar a mi agresor,  el cual era conocido y muy cercano a mi... ¡Muerto a traición!

Bueno, ese era un sueño recurrente en mi etapa de niñez en el cual moría vilmente asesinado por mi círculo más cercano, traicionado. Era tan vivido este sueño que debo confesar sentía la sensación de morir desangrado. Es como irse quedando dormido de a poco sin querer hacerlo. La pregunta es ¿habrá sido este sueño repetitivo el final de una vida pasada?, ¿tendrá relación este sueño con el hecho de que me cueste confiar, de buenas a primeras en alguien, y que tiendo a hacerle pequeñas "pruebillas" de fidelidad antes de aceptar ingrese  a mi burbuja de cercanos?. Podría ser.

Lo concreto es que hace poco tuve un sueño donde efectuo un viaje y me es mostrada, ya de manera directa, lo que fueron mis vidas pasadas y precisamente no me veo como un romano. En este sueño soy un campesino que vivió en Asia alrededor del año 5000 A.C., donde realizo una normal, vida familiar y de trabajo. En esta oportunidad muero envenenado. ¡Qué loco!, pero el sueño sigue y me veo luego con túnica blanca siendo un erudito, un maestro, en la mismísima Atlántida.  Veo que soy muy querido por la gente, camino con prestancia y me envuelve un aura especial. Creo tener algún tipo de poder político. Además, en este paseo, veo pirámides blancas  cubiertas con cuarzo y en la cúspide son de oro. En el sueño le encuentro sentido al por qué de las pirámides y pienso de manera mental "ahaha ellas eran usadas en la antigüedad como generadores de electricidad, por medio del electromagnetismo de la Tierra!".  Veo mi muerte: Muero ahogado.

Como sea, la imaginación onírica es amplia y siempre quedará la duda de si todo lo soñado habrá pasado en realidad. Mientras, a seguir disfrutando de esta vida que para mí está muy interesante.

Buscar en el sitio

Contacto

En la senda del zahorí