Conoced la verdad y ella os hará libre

Un alto en el camino

09.03.2011 21:43

A veces no es malo hacer un alto en el camino para ver si uno está en la senda correcta. Examinar el corazón, la mente, el espíritu, subir al monte de los olivos para encontrarse con uno mismo y con el Señor. Hacerse preguntas, cuestionarse los proyectos actuales, cuestionarse la manera de  ver al mundo, de ser y de actuar. Salirse por un momento de uno mismo para observar su propio comportamiento, sus creencias, su nivel de Fe y de cercanía con Dios.

Un árbol bueno no puede dar frutos malos. A quien sirvo, ¿al amo o al siervo?, ¿estoy en la luz o en la oscuridad?, ¿soy fuerte para resistir la tentación, o soy débil?.

Es tiempo de cuaresma, un muy buen momento para reencontrar el camino de purificación en el espíritu.

Como el hijo pródigo vuelvo al seno del Padre, en donde debido a un llamado interior a encontrar la verdad me lo he pasado buscando algo que no sé que es. Metafísica, numerología, radiestesia, astrología, programación neurolinguistica, reiki, meditación oshio, geobiología, chacras, todos han sido conocimientos y técnicas que he adquirido mediante el estudio y la práctica constante por muchos años, y de lo cual poseo variada literatura. Solo deseo, profundamente, ayudar a mis hermanos mediante los talentos que Dios me otorgó para cumplir mi misión.  Esa ansiedad, a lo mejor, me ha desviado un poco del camino, en donde en medio de estos conocimientos nombrados, adicionados a estos el estudio de la Biblia y un poco de Cristología, traté de ser astuto como un zorro y cándido como una paloma, caminando creo yo, como seudo-cristiano, entre esotéricos, masones, rosacruces, evangélicos, católicos, etc. Sigo sintiéndome cristiano, pero al igual que muchos, he estado equivocado en ciertos aspectos. ¿Será de igual manera parte de mi preparación?¿Que quiere el Señor de mi?

Creo, como es el problema de la mayoría, me faltó Amor y fallé, como Judas, como Pedro... Pero este mismo Amor, que sé por convicción el Señor me tiene y que me hace reconocer mis errores, es el que me hace actuar. Todo no está perdido y el mundo está lleno de oportunidades.

Me reinventaré y solo seguiré las doctrinas que me acerquen al Dios verdadero, no al Dios que ha inventado el New Age. La mejor estrategia del demonio es hacernos pensar que no existe, pero el está más cerca de lo que creemos, engañándonos, haciéndonos pensar que estamos haciendo lo correcto, cuando al parecer no es así.

"Todo me es permitido, más no todo me es provechoso. Todo me es permitido, más ¡no me dejaré dominar por nada!" (1 Corintios 4, 12) 

Creo que llegó el momento de convertirme completamente al Señor, en cuerpo y alma.

Buscar en el sitio

Contacto

En la senda del zahorí