Conoced la verdad y ella os hará libre

 Reseña histórica

  En la prehistoria estaba reservado solo a los representantes del sacerdocio. Algunos astrólogos, contados sabios, que mantenían el secreto en público.

Los que descubrían manantiales etc. se le llamaban brujos. En el imperio romano los historiadores Tertuliano, Eliano Marcelino y otros descubrieron los procesos practicados en la búsqueda de aguas por el método de la radiestesia. Los romanos lo utilizaban en los territorios conquistados en Europa, Asia y Norte de África en la localización de importantes yacimientos de minerales.

Hasta el siglo XV no hay mas información.

En la Edad Media Bawer Agrícola publicó en 1546 en Basilea la obra De Re Metallien” para el descubrimiento de yacimientos minerales.

En 1578 nació Juan de Chastelet barón de Beausoleil en la región de Brabante en Bélgica, eminente mineralogista. Se casa con Martina de Berteaux, se van a las Guayanas para la búsqueda de minerales.  grandes descubrimientos con la radiestesia.

Prolongan su búsqueda hasta Suramérica. De retorno a Europa pasó a Consejero de Minas en Hungría. En 1629 operaron en Francia desde 1600 a 1640; este matrimonio descubrió numerosos yacimientos de plomo, hulla, cobre y plata.

Cayeron en manos del cardenal Richeliu y fueron encarcelados en la Bastilla. En 1963 Nicolás de Glrnoble publicó “Arte de descubrir minerales subterráneos “ y afirmó que las varillas en manos de un radiestesista reaccionan al pasar por una corriente de agua subterránea.

En esta época el reverendo párroco de Vallemont , Doctor en Ciencias de la En 1780 Thovenet observó la radiestesia Bletón e hizo investigaciones con él. Universidad de las Sorbonas de Paris, publicó una obra donde plantea que la varilla se mueve por la acción de ciertos corpúsculos infinitamente pequeños que emanan de los cuerpos que se están investigando.

Siglo XVIII. Bletón : Nace en San Juan de Royant (Francia), siente la corriente de agua en forma de espasmos convulsivos. Desaparecen cuando se aleja de la corriente de agua.

En 1792 Fray Clemente de San Martín Lescorts de Cataluña, presentó un estudio radiestésico al Real Consejo de Castilla.

Siglo XIX. En 1806 el académico Ritter de Munich publicó “ Der Siderismus” dedicado a las investigaciones radiestésicas. En 1808 el catedrático de medicina de la Universidad de Estrasburgo, estudió las relaciones del péndulo en manos de una persona sensitiva. En Francia en esa época la Academia de Ciencias de Paris nombró una ponencia constituida por Babinet, Boussingault y Chevreuil para el estudio del péndulo y las varillas. La comisión votó en contra y la Academia de Ciencias no se ocupó más del asunto.

En 1826 Tristán publicó sus investigaciones personales sobre las corrientes subterráneas. Siguen mas investigaciones en le siglo XIX. En 1913 se realizó el primer congreso de radiestesistas patrocinado por los periódicos parisienses Monde Ilustre, Excelsior y Journal de Debats.

1. Concurso sobre cavernas y cavidades subterráneas

2. Concurso sobre búsqueda de aguas subterráneas.

3. Concurso sobre metales enterrados.

4. Concurso sobre metales disimulados.

Se hicieron demostraciones con errores inferiores al 3 % de la profundidad. Estuvo el Rdo. Mermet, Dr. Lebont.

De 1914 – 1918, Primera Guerra Mundial, nació la radiestesia militar francesa, con la cooperación de Pager y Viré. El estado mayor Alemán confió trabajos al radiestesista alemán Otto  Hasse. Cuando terminó la guerra la radiestesia se extendió por todo el mundo.

En 1933 Viré, Rdo. Mermet, Delattre, Branly y d´Arsonval celebraron en Avignon (Francia), un Congreso Internacional de Radiestesia. Se propone el nombre de Radiestesia, creado por los nombrados. En 1934 se constituyó la Sección de Radiestesia Médica y la Asociación Internacional de médicos radiestesistas. En esta época existen asociaciones de esta ciencia en: Francia, Alemania, Argentina, Estados Unidos y también existen revistas profesionales. En la década del 40 se usa también en la II Guerra Mundial. En el 50 no tengo información. En el 60 ídem. En la década del 70 y seguramente desde la del 20 y 30 en la antigua URSS se practicaba el método. Tenemos los trabajos de: Sochevanov, Stetsenco, Chekunov y datos de otros trabajos bibliográficos rusos y ucranianos.

Se ha sugerido que la exposición a los campos electromagnéticos podrían producir efectos sobre la salud humana, cambios de comportamientos, perdida de la memoria, mal de parkinson etc. Estos posibles efectos de la exposición a campos eléctricos y magnética requieren de una aclaración científica. Este tipo de campo, en toda su gama de frecuencia, son uno de los factores que más habitualmente, y cada vez en mayor medida influyen sobre el medio- ambiente y suscitan ansiedad y especulaciones. En la actualidad todos los habitantes del mundo estamos expuestos en mayor o menor medida a los campos electromagnéticos y a medida que avanza la tecnología lo estaremos cada día más. De este modo incluso unos efectos sanitarios mínimos de la exposición a los campos electromagnéticos podrían tener una repercusión enorme sobre la salud pública. Sería beneficioso que no se repitiera esta vez los errores cometidos en relación con los carcinógenos más habituales, humo del tabaco y la radiación ionizantes de los asbestos. En muchos países hay personas o grupos de ciudadanos que creen no disponer de una fuente de información fidedigna para determinar si su salud o la de sus familiares está afectada por esta cada vez mayor aproximación a los campos electromagnéticos. Se ha señalado que las frecuencias del suministro eléctrico de 50-60 Hz, y la exposición a los campos eléctricos de frecuencias extremadamente bajos, podrían aumentar la incidencia del cáncer en los niños, adultos o producir otros efectos perjudiciales a la salud.